REDEMPTORIS MATER PERTH

Apertura Oficial de Seminario Misionero Arquidiocesano


REDEMPTORIS MATER


15 Agosto – Festa de la Asuncion.


Mis queridos amigos, como fue dicho en las primeros comienzos, es una culminación de la Arquidiócesis de Perth que dos seminarios hayan sido abiertos este año: S. Charles’ Seminario – estoy muy contento de que los seminaristas estén aquí esta noche – y ahora el Seminario Redemptoris Mater, que por el momento está ubicado en Morley; mis dos seminarios.


La decisión de abrir el Seminario Redemptoris Mater es una que le interesa a muchas personas, es también una que debe ser examinada, porque, frente a esta, es difícil entender porqué tenemos dos seminarios, ambos diocesanos. St. Charles’ Seminario, el motivo este es claro. St. Charles producirá sacerdotes para nuestras parroquias, sacerdotes para los trabajos especiales de esta diócesis y la ciudad de Perth, la Arquidiócesis de Perth debe ser lo suficientemente grande para tener un seminario viable  y, aunque tenemos aquí solamente los seminaristas del primer año, nosotros esperamos, si Dios quiere, que cada año un nuevo grupo de seminaristas haga crecer y prosperar el seminario. Entonces, ¿por qué otro seminario?


La decisión de abrir un Seminario Redemptoris Mater no fue fácil de tomar. Hay muy pocas personas aquí en Western Australia para consultar, porque la idea es muy reciente. Entonces me informe yo mismo, lo mejor que pude, en mis diferentes viajes a Roma y otros lugares en los últimos tres años; y he visitado el Seminario Redemptoris Mater de Roma en dos ocasiones; he visitado muy recientemente el Seminario Redemptoris Mater de Newark, en U.S.A., estoy muy contento de ver que uno de los sacerdotes recién ordenados está aquí y también algunos seminaristas; loa hubiéramos conocido un par de meses atrás. Y también he hablado con el Cardenal Hume en Londres, donde hay otro Seminario Redemptoris Mater; Yo he platicado con aquellos encargados de los seminarios. Al mismo tiempo he examinado, tan cerca como he podido, el muy reciente fenómeno del Camino Neocatecumenal, que es muy fuerte en muchos países.


La razón por la que finalmente he decidido abrir el Seminario Redemptoris Mater es que estoy muy convencido de que tenemos que tomar muy en serio lo que el Santo Padre llama Nueva Evangelización. Es claro que en años recientes, tal vez los últimos cien años, la fuerza que la Cristiandad ha tenido en muchos países se ha empezado a debilitar. Es muy claro en mi propio país aquí en Australia que la gran mayoría de los que profesan la fe Católica ya no van a misa los domingos. Es claro que muchos, (la mayoría, quienes se dicen ser cristianos) no asisten a sus propias parroquias.


Es claro también que durante el tiempo de decadencia del numero de asistentes en la Iglesia Católica y otras iglesias, ha habido una erosión de los valores que han sido establecidos por los principios Cristianos en el pasado: erosión los valores establecidos para el matrimonio y su intimidad y su fidelidad, erosión de los valores establecidos para la vida familiar, erosión de las diversas leyes morales que protegen la vida tanto en la infancia como en la vejez; un movimiento de un reconocimiento de un orden moral externo al que nos debemos someter y aceptar en nuestra vida, a una situación donde nosotros mismos somos quinces determinamos nuestra propia moral, llega a ser una elección personal y llega a ser lo que nosotros pensamos que es correcto o incorrecto.


Aquel es tal vez el hecho más serio que está sucediendo, que el orden moral externo haya sido negado y moral se ha vuelto subjetivo y creencia has sufrido ya como resultado, creencia en Dios y creencia en los diez mandamientos de Dios, creencia que nosotros somos criaturas de Dios y por lo tanto debemos obediencia a Dios en nuestra vida.


Con esto, la lucidez de la Buena Noticia de Jesucristo ya no es lo que era. Esta es la tarea de la nueva Evangelización, de empezar otra vez a cristianizar occidente-oriente, a predicar la Buena Nueva a un mundo que apartado su vista de Dios. Nosotros quienes asistimos a nuestras parroquias, quienes adoramos a Dios en nuestra Eucaristía dominical tenemos que ser los mejores católicos que podamos, para que la Buena Nueva irradie a través de nuestras propias vidas.


Y yo mismo me he comprometido a impulsar aquellos grupos que están deseosos a ir más allá de los limites de sus parroquias e ir más allá de la confortabilidad de sus hogares e ir a la sociedad generalmente y decir “Esta es la Buena Nueva de Jesucristo”.


Yo he descubierto que aquellos quienes han seguido el Camino Neocatecumenal se preparan precisamente para esta misión de la nueva evangelización.


He descubierto que estos grupos han producido muchas, muchas vocaciones para el sacerdocio y para la vida religiosa en todo el mundo y el camino que ellos siguen tiene su propia espiritualidad que ha llegado a ser clara que quienquiera asistir al Camino Neocatecumenal como presbítero necesitan su propia formación especial que por eso tienen sus propios seminarios.


Estoy contento, después de mucha oración y prudencia, después de consultas y un profundo pensamiento DE ANUNCIAR LA FORMACIÓN, EL ESTABLECIMIENTO DEL NUEVO SEMINARIO REDEMPTORIS MATER, para que produzca sacerdotes que sean misioneros, sacerdotes que sean misioneros urbanos, sacerdotes que entienden la nueva evangelización, sacerdotes que irán más allá de los territorios donde los sacerdotes normalmente trabajan, para predicar el Evangelio a aquellos que ya no caminan con nosotros.


Ellos asistirán a la diócesis de muchas maneras, aunque no están destinados a ser párrocos principalmente, pero esto será posible un día; ellos asistirán a las familias en misión del Camino Neocatecumenal, las cuales están trabajando aquí en áreas descristianizaras y están listas para ir alrededor del mundo siendo testigos de la Buena Nueva. Ellos acompañaran aquellas familias y asistirán a los obispos en otras diócesis donde hay una seria decadencia de vocaciones y una gran necesidad de sacerdotes.


Por lo tanto esta diócesis de Perth está estableciendo este seminario y esta llegando más allá de ella misma, más allá de sus propios límites para fomentar un movimiento misionero moderno, para ser misioneros en las ciudades, para ser misioneros en las áreas de superpoblación, para ser misioneros en aquellos lugares donde el reino de Cristo fue alguna vez honorado y donde está casi olvidado.


Por eso la necesidad de dos seminarios y no hay competición, no hay conflicto entre los dos, porque St. Charles’ Seminario sacara hombre jóvenes y adultos de esta comunidad Católica, ellos vendrán de nuestras parroquias, de nuestras familias y son formados para ser sacerdotes en esta Arquidiócesis.


El Seminario Redemptoris Mater sacara jóvenes de las diferentes comunidades que están establecidas no solo aquí sino que en otras partes del mundo.


Esta noche deseo leer el Decreto para establecer el Seminario Redemptoris Mater en Perth.

Homilía del Arzobispo B J Hickey